Esta es la historia de Niko es real y para nosotros muy especial. Niko llego a nuestra casa cuando estábamos pasando una temporada un poco triste, sobre todo para Aaron ya que estábamos en medio de una separación matrimonial.
Mi hijo Aaron tiene 10 años y siempre había querido tener un perro, pero no podía ser porque cuando era pequeñito tuvo una alergia y el medico nos dijo que era alergia al pelo de los animales, así que descartamos tenerlos. Pero cuando se iba haciendo mayor el insistía en que quería un perro y nos dimos cuenta que la alergia le había pasado ya que tocaba a otros perros y no le pasaba nada.
Un día escuchaba una conversación de su hermana Sarai, la cual es voluntaria en la protectora de Caldes y le pidió que le trajera un perro, ella le dijo que fuésemos a la protectora y los viésemos, ya que habían pequeños y grandes. Así lo hicimos, y una tarde fuimos a la protectora, vimos muchos perros y todos necesitaban que los adoptaran, pero Niko no paraba de ladrar parecía que sabia que se iba a venir con nosotros
Según Sarai estaba mas nervioso de lo normal, Aaron estaba muy emocionado y por el hubiese adoptado a todos, pero solo podía ser uno, y nos decidimos por Niko.
Niko estaba feliz y cuando llego a casa se hizo el rey, parecía que sabía que este iba a ser su hogar y Aaron estaba súper contento y emocionado, Niko nos aporto alegría mucha alegría en momentos muy tristes y el lo intuía. Hoy Niko es uno mas en nuestra familia y lo queremos muchísimo.
Es un perro muy fiel y agradecido, lo llevamos al colegio a recoger a Aaron y todos los niños en el cole lo conocen y lo acarician, es un poco el perro de todos los niños, incluso hay una niña que se llama Laura que tenia un miedo horrible a los perros y con Niko se le a quitado incluso lo pasea y juega con él.
Esta es la historia de nuestro Niko, desde aquí os animamos a que adoptéis animales, ellos y nosotros los necesitamos.

MI NIKO por Aaron Pérez Fernández

Llegaste a mi vida un día de verano.
Un mes después de mi cumpleaños.
Yo no me podía ni imaginar lo que te
iba a amar Niko, mi perro, mi alegria
y mi gran compañía.
Y cada día me das los buenos días
sin pedirme nada a cambio
Me besas, tu cola mueves y
grandes saltos das al verme.
Me encanta lo que me das tu a mi
Por eso este poema te lo dedico a ti.
Mi Niko mi perro mi gran amigo!!!